[Estuvimos] Alfa Mist, noche en clave jazz

134
Comparte MELOMAN@

La era de la experimentación aún perdura y es que la intención de buscar nuevos sonidos para nuevos oyentes cada vez es más atractiva, todo esto con el fin de salir del statuos quo de los instrumentos monótonos que todos conocemos. Alfa Mist llegó por fin a Chile luego de una larga espera para dar matices a una noche de mediados de semana en donde la gente busca una oportunidad de escape y que mejor que con la compañía del inglés.

Siendo las 20:30 horas en punto, el dúo Exseind, proyecto compuesto por Cristian Gallardo y Lars Graugaard se subió al escenario con el solo propósito de invitar a sumergir al Club Chocolate en un trance interesante. Predominando la oscuridad de sus integrante y con luces suficientes, los músicos proyectaron la idea de que el sonido vale más que mil palabras.

Luego de media hora aproximadamente de maestría musical, la banda del artista principal salió al escenario en luces tenues, siendo estas encendidas en un tiempo breve para la llegada de Alfa Mist, quien sonriendo al público, se instaló en sus pianos y teclados para desplegar junto a su grupo Galaxy, un cover de Eddie Henderson, interpretación acorde a una introducción desbordante y rica en sonidos propios del jazz. El talento del trompetista Johnny Woodham se evidenciaba cada vez que le tocaba ejecutar su instrumento, llamando la atención en todo momento. Luego, de ello, Alfa Mist saludó a la audiencia, agradeciendo la presencia y también contando que en varias ocasiones le dijeron que viniera a Chile y precisamente fue lo que hizo.

Dejando al guitarrista Jamie Leeming desplegar sus talento en le seis cuerdas, comienza Mind The Gap, una vanguardista pieza de hip hop fusionado con jazz donde se deja ver a Alfa Mist cantando. El concierto se centro en varios solos de saxo interpretados por Johnny, algo claramente característico de la música que interpreta la banda, creando una atmósfera intima y complice entre las y los asistentes. Aged Eyes brinda un camino de cuerdas melódicas que suceden con un la batería sincronizada de Jas Kaiser. Luego de ello, Keep On, uno de sus grandes éxitos que emocionaron la noche, comenzó con esa melancólica melodía de los instrumentos en escena, teletransportando a la audiencia a una fría noche en Londres, la tierra en donde Alfa Mist ha tenido su mayor inspiración.

Brian fue la pieza final de una interpretación perfecta de jazz fusión de la mano de Alfa Mist, quien expreso en musica mas que en palabras el agradecimiento de su público y de la manera en la que fue recibido, dejándonos pensando en que su retorno sea mas pronto de lo posible.

Te dejamos la galería fotográfica de la jornada.

Exseind

Alfa Mist

Fotografías por H.

Comenta con Facebook



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.