[Estuvimos]. The Rasmus, arrasando en las sombras

308
Comparte MELOMAN@

Muchas y muchos a veces piensan que las agrupaciones musicales tiene su tiempo, que eran de tal época o simplemente que pasaron de moda. Eso es así, en el sentido de que la banda que se encuentra en el ojo del análisis no se haya reintentado o pulido aun mas su genero o puesta en escena. Se peca de ingenuo al creer que vendiendo la misma estética la gente seguirá interesada, hecho que, a profundidad, solo hace que se razone de la manera en que lo vamos diciendo. 

En el caso de The Rasmus, la situación no fue así. La banda finlandesa fundada en el año 1994 supo desarrollar una carrera que tuvo cambios desde el nombre hasta el genero musical, pero conservando características propias que forman una identidad, esa que los ha acompañado en ya 30 años de trayectoria y que la noche del sábado 20 de mayo no fue la excepción.

Al momento de abrirse las puertas del Teatro Cariola, los oriundos de Los Andes Cromático comenzaron su show como teloneros del plato principal, presentando sus canciones con una puesta en escena bastante dramática y teatral, sin contar con disfraces o implementos extras. Gualy, el vocalista de la agrupación de rock progresivo, impuso su calidad de frontman y con gestos elegantes e imponentes envolvía sus letras en pasión bien lograda, creando junto a sus compañeros una agradable antesala.

Estando ya todo preparado para presenciar otra vez a los que en su momento se les reconocía por sus peinados raros, comienza el intro de la gira, para luego en un par de minutos saltar a la tarima Aki Hakala, Eero Heinonen, su nueva guitarrista Emilia “Emppu” Suphonen y el líder de la agrupación Lauri Ylonen, quienes y sin mas preámbulos comienzan a interpretar el primer tema de su más celebre disco Dead letters, “First Day Of My Life”, desatando gritos y cantos de parte de la audiencia. No habiendo espacios aun para charlas, “Guilty”, un clásico de esos que su videoclip no dejaba de trasmitir MTV por allá en el año 2004, puso a saltar a toda la cancha del recinto, dejando sonidos ensordecedores por el fervor canto de los asistentes. Siguiendo con los clásicos, “In My Life” comienza a sonar, pudiendo ver a Lauri completamente dedicado a su publico, tanto por su excelente voz y una puesta en escena que irradia energía, esa que conserva pese a pasar 20 años desde la publicación del tema en cuestión. Un punto de inflexión vendría después con una canción que hasta el día de hoy se tiene en la memoria colectiva musical, la cual es “No Fear”, gran joya de su disco Hide From The Sun, donde el teclado de intro da la entrada a una atmósfera oscura pero cautivante, siendo la voz de Lauri diciendo el nombre de la canción para abrir la puerta a ese mundo que destacaba las mariposas y los bosques, tal como lo desarrollo el videoclip.

Llegando al termino, un cercano y simpático Eero tomo el micrófono y comenzó a manifestar su profundo agradecimiento presentarse en el país, e indicando de antemano que la noche seria difícil de olvidar. Es por ello que ahora vendrían temas de sus últimos lanzamientos como es el caso de “Paradise” del disco Dark Matters y “Fireflies” de Rise, placa del año 2022. Lauri antes de iniciar “Time To Burn” se dedico a conversar con su publico, entregando los primeros agradecimientos por parte de el, todo esto en contexto de calma para que los riffs de Emilia aplanaran con el fuerte sonido la multitud. 

En la mitad del evento, se realizo un pequeño espacio acústico, donde Suphonen toma la guitarra electroacústica y con los demás comienzan los acordes de “Stiil Standing”. Un punto culmine vendrá con la interpretación a dueto de Lauri y su compañera “October & April”, canción originalmente cantada por el líder de The Rasmus y la gran Anette Olzon pero que en esta oportunidad, la reemplazante del histórico guitarrista Pauli Rantasalmi lo hizo a la perfección.

Terminado ese espacio intimo, “Rise”, la cual le da nombre al ultimo disco de la banda, dejo caer los acordes necesarios para despertar al caos otra vez a las y los asistente, quienes luego de “Inmmortal”, presenciaron un divertido pero bien ejecutado cover de la canción de la película de 1984 “Ghostbusters”, dandole su toque nostálgico a la noche. “Justify”, gran single de la era Dark Roses no tuvo mas que buenos recibimientos, siendo cantando a todo pulmón, al igual que su compañera de álbum “Livin´ in a World Whitout You”, cuyos videoclips sorprendieron por allá en el año 2008 con una banda madura y con Lauri rubio platinado, recordando a esos inicios funk, los cuales son parte de la primera época de los de Helsinki. Al caer ya la hora y media de show, “In The Shadows” no podía faltar, y es que el sencillo mas famoso, ese que le sirvió de presentación a la banda hacia el mundo y que marco una estética con marca registrada, atuendos negros, Ylonen con plumas en la cabeza adornado su simbólico peinado de ese entonces y mucha delicadeza musical y vocal, hizo mas que finalizar por ese momento una jornada memorable, esa que cualquier fanático o fanática se sentiría mas que satisfecha. El “Oh Oh” característico ensordeció a todo aquel que se encontraba en el lugar.

Luego de un falso despido, bajo las sombras y levemente iluminado con luz azul, Lauri acompañado solamente de una tonada electrónica, dio paso a demostrar su gran calidad vocal a través de “Funeral Song”, el ultimo tema del gran disco Dead Letters. “Jezabel” no podía faltar en la cita sabatina, comenzando Emilia a dar el puntapié inicial con un sonido de guitarra que queda dando vueltas cuando uno lo escucha, sabiendo de antemano que es un gran canción, razón que le dio al verse la banda rodeada de globos color amarillo, en sinónimo de la portada y de sobre todo, de la gira que promociona el álbum lanzando en el año 2022. Eeco, un gran maestro de ceremonias, se dirigió a cada uno de los presentes que encendieran la linterna de sus teléfonos móviles, esos que sirvieron para hacer la típica acción con el brazo de un lado al otro al unísono de “Sail Away”, la ultima pieza de este potente Set List.

The Rasmus es una banda que envejeció bien pese al tiempo que les toco vivir con su avasallador éxito musical. Sus contemporáneos sufrieron separaciones, términos conflictivos y cambios musicales difíciles de entender ,que de una u otra manera, hacen perder la audiencia que tanto los apoyo. Lo que sucedió con los finlandeses es que fueron madurando progresivamente, tanto en lo musical como en lo personal y estético, pero mantuvieron una linea, esa que se puede escuchar tanto en temas antiguos como en los temas actuales y eso, teniendo presente que el histórico Pauli ya no forma parte del proyecto pero que su reemplazo merece aplausos por doquier. La llegada de los oriundos de Finlandia despertó otra vez a esa audiencia de MTV dosmilera, a las nuevas generaciones y también a esos raros peinados nuevos que sin duda, dejaron recuerdos eternos dentro de la escena musical.

Te dejamos la galería fotográfica de la jornada.

Nota por Prensa Cool Music.

Fotografías por Flotar es Caer.

Comenta con Facebook



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.