[Estuvimos] Exhorder y Vio-lence, puños y patadas de brutalidad

123
Comparte MELOMAN@

Violencia en masa se vivió la pasada noche de viernes 9 de febrero en el Teatro Cariola. Cientos de fieles thrashers asistieron al caluroso concierto de Vio-lence y Exhorder, el cual además contó con la presencia de tres bandas oriundas del país.

Luego de la presentación de las bandas chilenas Terror Society, Oponente y los noventeros Massive Power, quienes en su parte final lanzaron discos y vhs al público, a eso de las 20:00 horas se generó un descanso para los pocos asistentes que estaban desde temprano en el teatro. Los thrashers de la vieja escuela comenzaban a llenar la sala.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que los californianos visitaran nuestro país por segunda vez. Esta vez en compañía de sus compatriotas Exhorder, comenzaron su presentación con “Slaugther in the Vatican”, abriéndose el primer pit. El cuarteto de Nueva Orleans partió y terminó en alto. No querían parar y el público por más que estuviese ansioso por la llegada del plato fuerte, disfrutó cada bis, incluso el cover a Black Sabbath como penúltimo tema.

El tiempo pasa y no en vano, más no existen algunos que ya sea por espíritu del genero y fruto de su propio esfuerzo, logran perpetuar una forma de sentir la música o un ideal. Dentro de ellos sin duda encontramos a los cabecillas de la extensa jornada, Vio-lence, que con tan solo una guitarra hizo girar a todo el Cariola.

La abertura, como de costumbre fue con Eternal Nightmare, para luego seguir con dos temas pertenecientes al clásico álbum. La energía se mantuvo durante las primeras cinco canciones. Ya durante la segunda parte de la presentación de Vio-lence se sintió una baja en la furia del público o al menos eso fue lo que hizo notar Killian, quien desde la altura y con luces en su frente, incentivó al público a bajar de las gradas laterales para hacer crecer el moshpit santiaguino. Publico que si bien recibió a la banda con giros a la altura, recibió un reto por parte de Sean Killian. Seguido del hiatus generado por el líder, el público retoma la furia empeñada al cansancio y vuelve a armar trifulca.

Sean con una clara intención de sorprender a la masa, invita a Kyle Thomas, vocalista de Exhorder, con quien canta la ante-penúltima canción.

Ya siendo las 23:30 horas, no hubo más. El público tuvo lo suyo y se lo hizo saber a la banda, quienes volvieron y con sus teléfonos grabando para registrar así el cariño del público de antaño proveniente de Chile.

Te dejamos la galería fotográfica de la joranda.

Escrito por Joaquín Espinoza Gutierrez.

Fotografías por H. @flotar_es_caer_

Comenta con Facebook



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.