[Estuvimos] Discharge, golpes al estilo hardcore punk

108
Comparte MELOMAN@

No fue nada fácil la pasada noche del sábado 15 de junio del 2024 en el Teatro Coliseo. Producto de un problema con aduanas el día anterior, las dos otras bandas internacionales citadas, Midnight y Havok quedarían fuera de la cita en el teatro, pero no así la tan esperada Discharge.

Actitud contra-cultural, (A.C.C), fueron los nacionales que se encargaron de abrir los fuegos en el venue dos minutos antes de lo prometido. Rápidamente, el público comenzó a contemplar desde la parte central, mientras que quienes se encontraban a las afueras del lugar, comenzaron a incorporarse poco a poco, para ya el quinto tema la cancha tenía una buena cantidad de oyentes al ritmo del metal nacional. Una propuesta mucho más dura por parte de A.C.C, cuarteto chileno.

Tras tan solo un cuarto de hora, se sintonizó el ambiente. El teatro pasó de lleno a repleto, tras una serie de hordas de los más vieja escuela y enchapados a los principios del viejo estilo, tres tandas de puntas coloridas ingresaban a la cancha del recinto por ambas puertas simultáneamente. Era la hora de Discharge y su debut en nuestro país. La sobrepoblada cancha se tornó color rojo con “The Blood Runs Red”, canción de inicio para este anhelado y viejo tesoro, el cuál se vio venir tiempo atrás. Le siguió “Fight Black”, tema de antaño perteneciente al segundo EP de la banda.

No hubo mucha dinámica, ni espacio ni momentos para bajar. La energía jamás cesó en este lugar que alguna vez fue una iglesia y ahora es campo de batalla para diferentes eventos de manera frecuente. Durante una parte del show, mientras comenzaba “Protest and Survive”, sería el mismo JJ quien detendría la canción casi en su comienzo, tras percatarse que un asistente de escenario hacía señas con una linterna. Jeff Janiak pondría pausa un momento a la euforia para pedir ayuda para un compañero que no se veía muy bien. El líder de la banda, aprovecho para dar un discurso, donde enfatizó en la hermandad propia del movimiento en materia de bienestar de quienes lo conforman. Es sabido que algunas veces la euforia y expectación pueden llevar a más de a uno a un límite de lo tolerable por el cuerpo.

Fue alrededor de una hora y media el tiempo en que el quinteto sintonizó el oleaje de los fieles del hardcore-punk de la vieja escuela. Ya casi al fin del concierto fue en medio del pit, mientras “New World Order” sonaba a fondo, cuando un portador de la segunda bengala marítima, lanzaría esta detrás de Tezz, baterista de la banda. Ninguno de los miembros se inmutó realmente ante el lanzamiento de este proyectil lumínico, sin embargo, de manera inmediata el jefe de escenario de la productora fue tras ella para evitar cualquier mayor percance.

Independiente de la ausencia de los anhelados compañeros, Discharge desbancó la capacidad del Teatro Coliseo mientras generaba el escenario propicio para girar descontroladamente al clásico y revolucionario ritmo del punk con toques frescos de cervezas voladoras como ofrenda al movimiento.

Escrito por Joaquín Espinoza Gutierrez.

Fotografías por Agencia Beat/fotógrafo Francisco Aguilar.

Comenta con Facebook



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.