[Estuvimos]. Black Midi, bajo el decibel de la locura

235
Comparte MELOMAN@

El joven trío ingles de progressive-post rock Black Midi reunió más de 1500 adherentes en la sala principal de Club Blondie, clásico venue-discoteque de la capital santiaguina.

Black midi es una banda que ha de ser temida, dado que en su corta trayectoria a demostrado el poder de embaucar a una gran masa de exigentes oyentes de la música underground. Así fue como sin mucho aviso, los londinenses lograron llenar Club Blondie. 

Sistemas inestables sintonizó el ruido desde poco antes de las 20:00 hrs en dicho subterráneo. Mientras tanto, el público desde hace ya varias canciones asignadas al tiempo entre bandas, venía pidiendo la primera canción de esta nueva química progresiva-inglesa que tanto se anhelaba en la sala. Fue poco tiempo más tarde cuando la formación base de Black Midi en adición de un guitarrista-solista, marcaron presencia en el escenario. 

Bastó poco más de las 21:00 hrs para que el show comenzara, muy poca luz y una pantalla inmortalizada, con un fondo cargado a la irrealidad y el abismo estructural. Fue la carátula de Hellfire, su última entrega, la que estuvo inserta durante todo el show de la banda, sin resquemor alguno.

Geordie, Cameron, Morgan y su cuarto integrante de gira, sintonizaron un potente show durante casi dos horas, donde la banda presentó un espectáculo que pasó por sus 3 álbumes de estudio y numerosos covers incertos entremedio del espectáculo, como una suerte de quiebre al show base e invitación a clásicos de la masa del rock, tales como Black Sabbath, Metallica, RHCP y Led Zeppelin. Black midi parecía estar en el garage de siempre.

Escrito por Joaquin Espinoza Gutierrez.

Fotografía gentileza Ni Vivo Ni Muerto/Fauna Producciones. Fotógrafo Gary Go.

Comenta con Facebook



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.