[Estuvimos]. Dorso, el metal y el publico lo son todo

247
Comparte MELOMAN@

Una de las situaciones que se puede decir sobre el publico acérrimo al Metal es su pasión por el mismo. Independiente de las bandas, la hora o el clima, la audiencia siempre acompaña a las agrupaciones que les brindan esas guitarras filosas que llegan a cortar el aire.

Dorso, grupo musical formado en el año 1984 en la capital, dedujo que la escena Metal recién se estaba formando, la cual aun no tenia ni conocimiento o seguridad de algunas cosas. Sumándole la situación país y el mínimo espacio para la cultura, los jovenes Dorso se las arreglaron para componer y presentar sus trabajos en los locales underground de la zona. Habiendo transcurrido ya los años, apareció en el año 1989 Bajo Una Luna Cambrica y luego Romance, los cuales marcaron el sello de ese Metal ligado al progresivo pero sin perder ni una pizca de agresividad que los caracterizaba.

La reunion de esas dos piezas maestras musicales se desarrollaría en un Teatro Cariola que al caer la noche estaba desolado. Solo unos cuantos fanáticos esperaban pacientemente la apertura de puertas pero sus ganas por disfrutar las primeras bandas era primordial. Ya dentro y con personas que se agrupaban de la barricada hacia atrás, Vilu salió a la tarima para, y sin mas tapujos, comenzar su espectáculo intenso, rápido y con mucho poder. El Death Metal no perdona y a punta de ejecuciones notables y guturales penetrantes de Aline, su vocalista, los y las asistentes que superaban las 100 personas, se dieron cuenta que este cuarteto tiene un futuro prometedor dentro del circulo.

Puntualmente a las 19:15, los tres integrantes de Tridente aparecieron sobre el escenario para comenzar con su show que de antemano señalaba que seria brutal. Pablo, Alexis y Fabian, tres trabajadores de la salud, conformaron este proyecto para orientarse a la ruta del Rock con tintes de Thrash y letras en castellano. Su ultima placa llamada Apocalipsis envuelve la forma en como se puede hacer Metal con el idioma nativo. La presencia en el Teatro acaparo las miradas del respetable, haciendo que ya surgiera un importante numero de seguidores del generol en el lugar para escucharlos.

Dogma no necesita mayores presentaciones. Los cuatro miembros de esta clásica agrupación de Groove Metal nacional se mostraban relajados pero al mismo tiempo ansiosos, ya que habrían retomado hace poco las andanzas. Gabriel comenzó a cantar sus temas mas impactantes, esos que hicieron que los suyos fueran un valuarte dentro de la escena musical de la década de los 90s y 2000s, apoyándose en los agradecimientos del publico que los estaba apoyando y que ya se había multiplicado en numero. Si bien existieron espacios para que Dogma conversara con la audiencia, no desaprovecho sus casi 45 minutos de show, interpretando clásicos como “Improve The Silence”.

Con un retraso de 15 minutos, Rodrigo “Pera” Cuadra aparece vestido a la altura de la situación. Botas, pantalones de cuero y accesorios varios, fueron parte de su atuendo que haría honor a la interpretación junto a la banda de los discos Bajo Una luna Cámbrica y Romance. Junto a Alvaro, Gamal y Rodrigo, el dueño de la noche comenzó animoso y con buenas intenciones sus primeras canciones, llegando a una esperada, la mítica “Cíclope”. Pera Cuadra se conoce por sus letras ligadas a la mitología y ocultismo, por ende, esta obra maestra de su primer disco fue coreada a cabalidad. “Hidra” también fue parte de esta temprana salida, cantando ya un Teatro Cariola abundante el coro HIDRA, HIDRA, HIDRA, MUERE! En ese intentando, el carismático líder de Dorso, se saco el bajo de su cuerpo y solicito a un asistente un cigarrillo psicotrópico, quien lo compartió con su baterista, para luego botarlo bajo el escenario. 

La tónica de la noche fue un buen metal y conversaciones con los fanáticos y fanáticas del metal. El teclado sobrio al medio del escenario sirvió para que el Pera se preparara para tomar asiento y comenzar con el intro del disco Romance, para luego comenzar junto a sus compañeros a repasar el disco, con temas como “Proclamación”, “La ira de la Triada” y la que le da el nombre al álbum.

El Metal tiene una cantidad sin fin de adeptos y adeptas, quienes no dudan en apoyar a las bandas tanto nacionales como internacionales, ya que existe desde ya 40 años el buen Metal y Dorso, una institución dentro del mismo ha sabido mantenerlo con el tiempo. Pera Cuadra en su oportunidad agradeció a los que se encontraban en el lugar, ya que sin ellos no existiría nada de este genero y vaya que tiene razón, ya que en grandes o pequeños espectáculos, los metaleros siempre están presentes.

Te dejamos la galeria fotografica de la jornada.

Nota por Prensa Cool Music Chile.

Fotografias por Flotar es Caer.

Comenta con Facebook



Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.